-->

jueves, 7 de febrero de 2013

Hay luz en el final del camino

La euforia por el triunfo en casa el pasado 25 de enero se terminó convirtiendo para algunos en dramatismo después de la derrota ante Gimnasia de Entre Ríos. Para Desamparados no todo está perdido. Aún, no clasificando a la segunda fase, en la cual 11 equipos buscarán el primer ascenso, todavía queda una chance más, aunque ese camino es muy largo. En realidad se parece a lo que vivió en la temporada en la que ascendió a la Primera B Nacional. Igual lo prioritario es mantener la calma. Por delante a Desamparados le quedan 12 puntos en juego y para llegar a zona de clasificación le hacen falta 6. Hoy el conjunto Puyutano se encuentra en el noveno puesto con 20 puntos. Y se encuentra a seis unidades del quinto, que es el último que ingresa en la segunda fase. Ese club es Juventud Unida de San Luis que suma 26. Por detrás de los puntanos aparecen Rivadavia de Lincoln con 24, Alvarado con 23, Guillermo Brown y Racing de Olavarría con 21. Es decir que desde los números las posibilidades del Puyutano todavía están intactas. Para que ello se de, debiera sumar todos los puntos y esperar que se caigan los que están por encima. Si bien no es una tarea fácil, tampoco es imposible porque hay enfrentamientos entre los cuatro equipos que están por encima de Sportivo. Al equipo sanjuanino le quedan 4 encuentros y lo malo es que no se enfrenta con ninguno de los equipos que pelean por clasificar. Tres de los cuatro rivales que le quedan están peleando el primer lugar. Por lo tanto la encrucijada es grande. El domingo a las 20.00 en Río Negro enfrenta a Cipolletti (hoy cuarto), en la fecha siguiente será local de Unión de Mar del Plata (último en la tabla). Luego deberá viajar hasta Buenos Aires para enfrentar a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo. En tanto que en la última fecha recibirá en el Serpentario a Santamarina de Tandil. El cuadro mirando a futuro, parece complicado, pero se agudiza cuando se observa el rendimiento del equipo. No logra conseguir una regularidad y en un campeonato tan parejo eso se paga caro. En el peor de los casos, que no llegue a pasar de ronda para pelear por el primer ascenso, a Desamparados le queda vida porque debe jugar el repechaje. En esa instancia deberá terminar entre los cuatro primeros para escaparle al descenso y en ese caso se le abre el camino por una chance más de pelear por el segundo ascenso, aunque por delante le queden viajes largos en poco tiempo, rivales de mayor jerarquía y menor margen de error. Todavía hay luz en el final del camino, aunque sea tenue, pero es una esperanza que no se debe resignar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada