-->

domingo, 5 de septiembre de 2010

Materia pendiente

Río Cuarto es tierra prohibida para Sportivo Desamparados. Desde que se reencontró con Estudiantes en el Argentino A, viajar al Sur cordobés fue viaje sin rédito para el Puyutano que hasta ahora no ha podido festejar una victoria en el Imperio cordobés por eso, el cruce con Estudiantes no es uno más. A las 16, con el arbitraje de Leandro Bottoni, Desamparados intentará terminar con esa racha y simultáneamente seguir sumando en la Zona 2, visitando a un equipo como el Celeste que está invicto y también es líder del grupo después de dos fechas. Un examen con todas las letras para Sportivo porque Estudiantes aprovecha al tope ser local y porque armado desde hace tiempo, juega bien, tiene gol y no perdona.

El comienzo de Desamparados fue firme. Pasó el primer trance en Maipú y luego se hizo fuerte en San Juan para ganarle merecidamente a un Juventud Unida que llegó lleno de nombres pero con pocos argumentos. Ahora, en Río Cuarto, el equipo de Tempesta tendrá que confirmar que lo que ya mostró en los dos primeros capítulos no fue casualidad: orden, tranquilidad, oficio.

En lo estrictamente futbolístico, la formación sanjuanina presentará solamente un cambio y será el esperado debut del delantero mendocino Emanuel Reinoso. Con la habilitación en la mano desde el martes pasado, Reinoso irá por Cristian Pérez, quien se quedó afuera aquejado por un fuerte estado gripal que ni siquiera le permitió viajar a Río Cuarto con la delegación. El resto, idéntico al formato que arrancó contra la Juve puntana. Sin misterios, con todo bien aprendido.

Enfrente, Estudiantes que protagonizó un emotivo empate en la fecha pasada contra Maipú, presentará una sola modificación ya que el ex-Atenas, Guillermo Puñet será reemplazo del sanjuanino Luis Pérez Araya. En lo demás, Mattea no tocará absolutamente nada apostándole al talento de Andrés Aimar para ser el conductor y a la potencia ofensiva de Guille Tambussi y Nicolás Gatto.

Hacer pie en la cancha de Estudiantes no es fácil. Sportivo, con mucho oficio en todas sus líneas y en un excelente momento anímico, intentará terminar con el maleficio que es Río Cuarto y de paso, seguir arriba en la Zona 2. Nada más, ni nada menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario