-->

lunes, 6 de junio de 2011

Un bombero que siempre esta

De perfil bajo, humilde y perseverante. Santiago Ceballos, estudiante de Ingeniería avanzado y que está a punto de recibirse, cumplió una vez más con la camiseta del club que lo vio crecer futbolísticamente. El sábado por la noche, por la ida de las semifinales en busca de llegar a disputar la promoción con un equipo de la Primera B Nacional, Desamparados no conseguía volcar el partido a su favor y buscaba desesperadamente el gol que le permitiera viajar a Salta con mayor tranquilidad. Empataba 0 a 0 con Central Norte y el partido se moría. Como el Cuervo tiene en esta llave ventaja deportiva, la igualdad tenía sabor a derrota en los simpatizantes víboras que habían concurrido en un gran número al Barrio Patricias Sanjuaninas. Sin embargo, a menos de tres minutos para final, y cuando el local no encontraba los caminos futbolísticos para el triunfo, apareció el Santy, que frotó la lámpara y en una gran jugada individual, encaró por el medio y ante la salida del arquero Mariano Maino, definió de emboquillada para desatar la locura en el Serpentario. Fue el único gol del juego, el que le permite a los dirigidos por Daniel Garay tener cierta ventaja en la serie ante los norteños. 
“Siempre estoy listo para lo que me pida el técnico. Me toca tener que estar en el banco de suplentes, pero siempre que me toca entrar lo hago con confianza y sabiendo que voy a dejar todo por esta camiseta y por mis compañeros. Fue un partido difícil, se nos hacía complicado llegar con claridad. Pero por suerte estuve inspirado y pude conseguir el gol que tanto nos hacía falta. Me desahogué porque se acababa el tiempo y porque estamos haciendo un sacrificio importante y creo que merecíamos esta alegría”.
Ceballos sabe lo que es marcar en los minutos finales, es una marca registrada para él. De hecho los cinco goles que tiene en el campeonato los ha marcado en los últimos 20 minutos de los partidos, todos ingresando a la cancha desde el banco de los suplentes. “Siempre me ha tocado convertir de esa forma, uno trabaja para ser titular, pero si me toca ingresar y convertir bienvenido sea. Desde donde sea voy a tratar de dar lo mejor para el grupo. Hacía mucho que no convertía pero estaba tranquilo porque me había tocado estar presente en jugadas que terminaron en gol nuestro, por eso no me desesperaba”, finalizó el culpable de la alegría de los hinchas puyutanos que siguen soñando con el ascenso a la categoría superior.


Fuente: Diario el Zonda

No hay comentarios:

Publicar un comentario